Histagra

Call for Papers: "De la innovación campesina a un modelo de especialización lechera bajo la Revolución Verde: Europa en el siglo XX"

Santiago de Compostela, 15 de Diciembre de 2017

GDRI Agriculture, Approvisionnement, Alimentation

Fecha límite: 30 de Junio de 2017. Envío de propuestas a histagra@usc.es

 

Organizado por Lourenzo Fernández Prieto y Daniel Lanero (Grupo de Investigación HISTAGRA – Universidade de Santiago de Compostela) 

Al finalizar la Segunda Guerra mundial la ganadería bovina atravesaba por una profunda crisis en Europa occidental, derivada tanto de las destrucciones de la guerra como de la contracción del comercio internacional, que afectó a la importación de piensos para su alimentación. Del mismo modo, la presencia de los productos animales (carne, leche, huevos…) en la dieta de la población
europea se encontraba alejada de los niveles de preguerra. 

Tanto la ganadería de vacuno como el consumo de proteínas animales comenzaron a recuperarse a inicios de la década de 1950, coincidiendo con la progresiva sustitución de los animales por los tractores como fuerza motriz del trabajo en las granjas europeas.

En este contexto asistimos al despegue de un modelo de innovación agraria muy diferente de aquel otro que había estado vigente durante el primer tercio del siglo XX. Su objetivo prioritario era garantizar el abastecimiento alimentario de una población en plena fase de expansión demográfica y cada vez más urbanizada. De ahí, entre otras razones, el énfasis en la especialización lechera.

La Revolución Verde obligó a las explotaciones a la incorporación de innovaciones tecnológicas a gran escala: la importación de ejemplares seleccionados de razas con altas capacidades productivas; la inseminación artificial; los circuitos de ordeño mecánico o el ensilado… Los ganaderos perdieron el control del proceso de innovación en beneficio del estado y de sus servicios agronómicos (proclamados a sí mismos como sus “tutores”).

La especialización lechera de las ganaderías atlánticas no se puede entender sin los cambios de escala en las explotaciones que exige la actividad ganadera en el marco de la Revolución Verde: concentración de explotaciones con una base superficial cada vez más grande y un elevado número de cabezas estabuladas.Tampoco sin una creciente dependencia de los inputs de fuera de la explotación: motorización (tractores, rotativas, etc.); piensos compuestos; tanques de refrigeración; nuevas instalaciones (establos y salas de ordeño), antibióticos contra las epizootias, etc.

En este contexto la agroindustria se consolida como el actor clave que impone la dirección del proceso de especialización productiva y monopoliza la intermediación en la relación de los ganaderos con sus mercados. Las políticas públicas (electrificación rural, construcción de nuevas vías de comunicación, servicios de extensión agraria) se convierten en este periodo en subsidiarias de
los intereses del capital agroindustrial, por lo general representado por grandes empresas multinacionales. 

De acuerdo con la racionalidad industrial de la ganadería intensiva, los ganaderos son transformados en asalariados y las políticas estatales de capacitación técnica a ellos destinadas, responden, precisamente, al objetivo de convertirlos en actores eficientes dentro del complejo funcionamiento del sistema productivo.

Científicos y técnicos, agentes básicos de las políticas de desarrollo y modernización, van a oscilar en su rol entre la mediación y la imposición.

Los investigadores/as interesados/as en presentar un texto a este Seminario deberán enviar un título y un abstract a HISTAGRA (histagra@usc.es) antes del 30 de junio de 2017.